El pasado martes día 1 de marzo nuestro colegio “Salesianos los Boscos” participó en el III certamen del proyecto StartInnova, un programa avalado por diferentes Comunidades Autónomas que tiene como objetivo el fomento de nuestro espíritu innovador. Este año el equipo “BCARE” de primero de ASIR (Administración de Sistemas Informáticos en Red) fue el responsable de representar al colegio en este certamen, con su proyecto de un centro “Gaming” en la Rioja con titulo BGAMERS. Este día representaba, sin duda alguna, el punto y final a un proceso que había durado meses. Tras saber que se había conseguido una gran posición en la primera ronda, tocaba trabajar para hacer una mejor presentación y alcanzar el primer puesto. A medida que nos acercábamos al día de la cita los nervios se hacían cada vez más evidentes, el tiempo apremiaba, debíamos preparar nuestro vídeo de presentación, conseguir las Oculus Rift  y queríamos agradar a nuestros mentores de SDI, pues habían apostado por nosotros de antemano.

ASIR posando al inicio de la gala startinnova

Grupo de ASIR posando al inicio de la gala startinnova. Sus cinco componentes y su tutor.

Por fin llegó el día, comenzó con las sonrientes sesiones de fotos, con todas nuestras ilusiones puestas en el trabajo…todo estaba dispuesto. Estabamos preparados para afrontar la última jornada del proyecto, en este día debíamos demostrar hasta qué punto el proyecto era nuestro, y como lo sentíamos. Los objetivos estaban claros, ser concisos y acotar las palabras al tiempo que otorgaba la organización, lograr transmitir la idea del proyecto con la máxima ilusión y certeza del que presenta un grandísimo trabajo surgido del esfuerzo en equipo. Como ya se ha dicho, la clase de ASIR tuvo el privilegio de representar al colegio, debíamos medirnos con otros nueve grupos y unos excelentes trabajos. Presentábamos en cuarta posición, ello aplacaba los nervios pero aumentaba el miedo, miedo a tener que competir con las primeras exposiciones. Llegado nuestro turno nos pusimos a ello, el vídeo nunca había cuadrado tan bien, nuestra presentación marchaba perfectamente. Pero, nos acercábamos a la mitad y las Oculus Rift debían entrar en juego, lo cierto es que dieron el resultado esperado, la respuesta no pudo ser mejor, nuestra voluntaria para probarlas hizo que todo el mundo se cerciorara de que funcionaban en el mejor momento posible.

Presetación de las Oculus Rift

ASIR presentando el proyecto con la sesión de Oculus Rift

Llego el turno de las preguntas, no hubo ninguna dificultad, teníamos una idea clara del proyecto y una rápida maniobra con el Excel aportó todas las pruebas de que disponíamos para defenderlo. Todo había salido conforme a lo teníamos planeado, por una vez habíamos pillado desprevenido al señor “Murphy”, no había nube alguna en el horizonte…

Por fin, el momento de las calificaciones… pero, no pudo ser… el jurado no emitió otro juicio diferente al que hubiera emitido en la primera ronda, los grupos mayores de 18 años quedaron tal cual se habían evaluado anteriormente. Sin embargo, hemos de sentirnos, no ganadores como algunos comentan, nada más lejos, pero sí orgullosos. En primer lugar, de representar a nuestro colegio de entre otros tantos que participaban en toda La Rioja, de haber obtenido un meritorio 2º puesto de entre 62 trabajos que se presentaron en su día, pero sobre todo, de haber demostrado que pese a todo hemos solventado todas las dificultades, traspasado las barreras y por supuesto aprender de la experiencia vivida.

 

http://startinnova.larioja.com/

http://www.larioja.com/sociedad/educacion/startinnova/

http://www.larioja.com/culturas/201602/10/socio-lujo-para-boscos-20160210001319-v.html

Leave a Reply